El grupo ACS, a través de la filial estadounidense Flatiron, tiene ya el compromiso del Departamento de Transporte del Estado de Washington para la inminente ejecución de la ampliación de la autopista interestatal I405. El proyecto asciende a 705 millones de dólares (unos 632 millones de euros).

Este es el segundo contrato de obra para ACS en la I405. Flatiron lidera el consorcio adjudicatario, en el que también figura la constructora local The Lane Construction. El promotor es el citado Departamento de Transporte (WSDOT), órgano que eligió el pasado mes de agosto la propuesta de Flatiron como mejor oferta. Hasta ahora no había orden para el inicio de los trabajos, que se producirá a principios del próximo año y concluirán en 2024.

La subsidiaria de ACS tendrá que instalar dos carriles de peaje entre la Ruta Estatal 167, en Renton, y la sexta avenida de Bellevue. El proyecto también contempla carriles auxiliares en dirección sur, y diversas mejoras en la I-405 para su conexión con la nueva infraestructura.

Fuente: Cinco Días