El gigante chino del comercio electrónico, Alibaba, ha reconocido este jueves que el avance del brote de coronavirus (Covid-19) tendrá un impacto en su negocio, tanto en la cifra de ingresos como en el crecimiento. La compañía ha advertido que la epidemia está lastrando al consumo y a los vendedores, lo que se traducirá en recortes de los ingresos ya en este trimestre. 

La concesión ha tenido lugar durante la presentación de beneficios del último trimestre de 2019, en el que la firma superó las previsiones de los analistas y alcanzó un récord de transacciones en el día de los solteros. Las ventas a lo largo de los tres meses finales del año pasado aumentaron un 38% hasta los 23.100 millones de dólares (más de 21.000 millones de euros al cambio). 

El director ejecutivo, Daniel Zhang, y la jefa de finanzas, Maggie Wu, reconocieron las repercusiones del brote vírico en los empleados, proveedores y compradores. De estos últimos, muchos de los que venden a través de las plataformas de Alibaba, todavía no han recuperado los niveles normales de actividad por la escasez de empleados, indica Bloomberg. 

Wu ha señalado que «la epidemia ha impactado negativamente la economía china, especialmente el comercio y el sector servicios». «Mientras que la demanda de bienes y servicios está ahí, los medios de producción se han visto obstaculizados por los retrasos en la reapertura de oficinas, fábricas y escuelas tras las vacaciones», ha añadido. «Los ingresos globales se verán afectados negativamente», y el golpe en el crecimiento será «significativo». 

Zhang, por su parte, ha concedido que se aprecian cambios en los patrones de compra: crece la comida a domicilio mientras que el sector textil y el electrónico ya registran problemas logísticos. El núcleo del negocio ha sufrido las consecuencias en las dos primeras semanas desde el final habitual del Año Nuevo lunar. 

Hace unos días la empresa de ecommerce anunció medidas de apoyo a los proveedores: todas las tiendas en línea que operan en su buque insignia, Tmall, estarán exentas del pago de cuotas de servicio hasta junio. Además, las tiendas de Tmall y Taobao.com tendrán acceso a una herramienta online para renovar sus escaparates virtuales de forma gratuita. Por último, creará dos fondos de 1.00 millones de yuanes para apoyar a restaurantes, plataformas logísticas y empresas de la cadena de suministro. 

Zhang ha indicado que cada vez más trabajadores han podido volver al trabajo en Pekín, Guanngzhou y Shenzhen. Y en los últimos 12 días, numerosas compañías de logística han recuperado el grueso de su actividad. 

Jesse Cohen, analista de Investing.com ha asegurado a Reuters que los beneficios de Alibaba recibirán un golpe «en los dos próximos trimestres, aunque el negocio es lo suficientemente fuerte como para superar este bache». 

Fuente: Cinco Días