El fabricante de trenes francés Alstom ha confirmado este lunes que está negociando para una «potencial compra de Bombardier Transport», el negocio ferroviario del grupo canadiense Bombardier.

La operación estaría valorada en unos 6.500 millones de euros y podría ser anunciada este mismo lunes, según adelanta The Wall Street Journal. Sin embargo, Alstom ha aclarado en un breve comunicado que «aún no se ha tomado una decisión final».

La empresa gala, según fuentes conocedoras citadas por The Wall Street Journal, habría alcanzado un acuerdo preliminar para la compra del negocio de trenes de Bombardier por más de 7.000 millones de dólares (6.453 millones de euros) en un intento de ganar escala en el sector ante la creciente competencia por parte del gigante estatal chino CRRC, proveedor líder en el sector ferroviario.

Hace un año, la Comisión Europea decidió vetar la fusión de fabricantes de tecnología ferroviaria Siemens y Alstom, al considerar que la operación «dañaría» la competencia en los mercados de la señalización ferroviaria y de la alta velocidad y tras constatar que las compañías no habían ofrecido medidas correctivas «suficientes».

Bombardier atraviesa un momento de serias dificultades financieras y anunció la semana pasada la venta de su participación en los aviones A220 Airbus a Airbus y el Gobierno de Quebec.

Fuente: El País