El gigante ferroviario francés Alstom ha llegado a un acuerdo preliminar para adquirir el negocio ferroviario de la canadiense Bombardier, una operación valorada en 7.000 millones de dólares, 6.500 millones de euros, según el diario The Wall Street Journal, que cita fuentes cercanas a las conversaciones. Las negociaciones entre ambas empresas arrancaron a finales del mes de enero, antes de que la firma canadiense publicara unos malos resultados del ejercicio 2019.

La operación podría ser anunciada hoy mismo. La semana pasada varios medios adelantaron que las negociaciones entre las partes avanzaban hacia un acuerdo. La compra se podrá realizar combinando un desembolso en metálico con un pago en acciones.

El fondo de pensiones de Quebec Caisse de Depôt et Placement, que posee el 32,5% de la división ferroviaria, ha aceptado vender este paquete a Alstom y comprar una participación minoritaria en la empresa combinada.

La desinversión en el área de ferrocarril ayudaría a Bombardier a mejorar su posición financiera, bajando recortando una deuda que condiciona su capacidad para mantener el crecimiento. Bombardier  ya vendió la semana a Airbus su participación en el programa del avión A220,y sus problemas financieros pueden ser aprovechados por Alstom. La francesa, que ya intentó sin éxito una integración con Siemens, ganaría volumen para competir con gigantes como la china CRRC.

La integración de Bombardier Transportation en Alstom resultaría un conglomerado de 14.000 millones de euros en ingresos. Ambas empresas tienen planta en España, y suman 2.800 trabajadores.

Fuente: Cinco Días