La compañía estatal saudí Aramco, la mayor petrolera del mundo, ha anunciado este domingo su próxima salida a la Bolsa de Riad (Tadawul) horas después de que la Autoridad de Mercados de  Capital (AMC) saudí diera el visto bueno. La capitalización bursátil de la compañía se espera que sea la mayor del mundo, por delante de gigantes como Apple, Amazon, Google o Microsoft. Dependiendo del númro de acciones que se coloquen, puede ser también la mayor oferta pública de venta (OPV) de acciones para una salida a Bolsa de la historia.

«Con esto empieza el proceso de salir a la Bolsa de manera oficial», ha dicho en una presentación pública el gobernador de Inversiones Públicas de Aramco, Yaser al Rumayan, en declaraciones recogidas por Efe.

El precio y la fecha de salida a Bolsa de Aramco están todavía por determinar, pero Al Rumayan aseguró que «en los próximos diez días» se elaborarán informes de analistas nacionales e internacionales para fijar un rango de precio de la empresa y tras «5 o 7 días» la empresa saldrá a la bolsa de Riad.

Fuentes conocedoras de la operación citadas este fin de semana por Bloomberg señalaban que la compañía planteará una banda de precios que se situará en el entorno de los 1,6 a 1,8 billones de dólares. Arabia Saudí quería alcanzar una valoración de 2 billones de dólares para la compañía, pero fuentes financieras señalan que admitirá un valor inferior.

Otras fuentes al tanto de la salida a Bolsa citadas por Reuters señalaron que inicialmente la compañía colocará solo entre un 1% y un 2% de sus acciones en el mercado local, logrando como máximo entre 20.000 y 40.000 millones de dólares. La mayor colocación en una salida a Bolsa es hasta el momento la del grupo chino Alibaba, con unos 25.000 millones, de modo que Aramco la superaría con comodidad si coloca un 2% del capital.

Hoy mismo la AMC, el organismo que regula el sector en el reino anunció la aprobación para la salida a la bolsa de la petrolera estatal Aramco, la mayor del mundo. «Este día es muy importante para el reino de Arabia Saudí», dijo el consejero delegado de la petrolera Aramco, Amin al Naser, quien aseguró que, en principio, la compañía solo debutará en la Bolsa de Riad, pero deslizó que «otros asuntos futuros serán anunciados en otras fechas».

El director ejecutivo de la petrolera aseveró que las estimaciones del Consejo de Administración de la petrolera es que se distribuirán dividendos de «no menos de 75.000 millones de dólares anuales para el año 2020».

«Cuando ponemos 75.000 millones de dólares como mínimo de dividendos tenemos en cuenta (…) un precio y una producción razonable del petróleo según el mercado mundial», dijo el empresario.

«Si es necesario, el Gobierno renunciará a su derecho de conseguir dividendos por cinco años, a partir de 2020, para que la empresa pague el mínimo de dividendos trimestrales a los participantes», añadió Al Naser.

El consejero delegado de la mayor petrolera del mundo recordó que en 2018 la empresa generó más de 111.000 millones de dólares en beneficios netos y que es «la empresa más fuerte financieramente en comparación con cualquier otra en el mundo».

La petrolera estatal saudí Aramco, la mayor del mundo, anunció hoy en un comunicado que sus beneficios netos en los últimos nueve meses -hasta el 30 de septiembre- fueron de 68.000 millones de dólares.

La salida a bolsa de Aramco es uno de los elementos estrella del proyecto Vision 2030, que impulsa el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, para diversificar la economía saudí.

Aramco ha pospuesto su salida a bolsa por diversas razones, pero las autoridades venían señalando en las últimas semanas que la venta de participaciones era una cuestión inminente.

En el primer semestre de 2019, la petrolera logró un beneficio neto de 46.938 millones de dólares, un 11,3 % menos que en el mismo período del año anterior, por el descenso de los precios del crudo.

Aramco, que el pasado agosto publicó por primera vez en su historia sus resultados semestrales, obtuvo entonces un beneficio operativo de 92.767 millones de dólares, frente a los 101.218 millones del mismo período del año anterior, con una bajada del 8,3 %.

Moody’s y Fitch calificaron recientemente la empresa como la que más ganancias tiene del mundo, con un beneficio neto de 111.100 millones de dólares en 2018, según sus estimaciones.

Fe de errores

uen puede ser también la mayor salida a Bolsa de la historia.

Fuente: Cinco Días