Cellnex Telecom ha adquirido 1.500 torres y antenas de telefonía móvil de Orange por 260 millones de euros en un contrato en el que ambas compañías por el cual el operador francés seguirá utilizando los emplazamientos por 10 años extensible a otros 10 años y sucesivos períodos de un año que pasará a operar la compañía de infraestructuras, localizando en los mismos sus equipos de transmisión de señal de voz y datos.

MÁS INFORMACIÓN

El acuerdo es compatible con el que firmó Orange con Vodafone para la compartición de redes de telecomunicaciones móviles en España en aquellos municipios de menos de 175.000 habitantes.

«Esta venta se materializa como parte de la revisión continua de la cartera de activos y le permitirá reasignar sus productos a proyectos que supongan una mayor creación de valor para la compañía”, explicó Orange en un comunicado. En particular, se dedicará al despliegue de 5G o la mejora de su infraestructura de red de fibra óptica hasta el hogar, así como para maximizar la rentabilidad del negocio de Orange España en su conjunto.

Con esta operación Cellnex «no tan solo refuerza su posición en España como operador independiente de infraestructuras de telecomunicaciones, sino que también consolida la relación con Orange como uno de los clientes clave del grupo con quien ya venía trabajando en España y también en Francia», según ha resaltado el director Global de Negocio en Cellnex Telecom, Àlex Mestre.

Tras esta adquisición, la compañía que preside Franco Bernabé suma ya 10.354 emplazamientos en España. En 2019 Cellnex ha alcanzado cinco acuerdos de compra de activos y compañías que, una vez cerrados, le llevarán a ampliar en más de 25.000 la actual cartera de activos en los siete países europeos (España, Italia, Francia, Reino Unido, Suiza, Países Bajos e Irlanda) en los que la compañía está presente.

Adquisiciones

La operación más importante fue la adquisición de la división de telecomunicaciones de la compañía inglesa Arqiva, con la propiedad de 7.400 emplazamientos y los derechos de comercialización de otros 900, por 2.400 millones de euros. El pasado septiembre anunció la adquisición de Cignal en Irlanda (con 546 emplazamientos) por un total de 210 millones de euros. En junio hizo lo propio con BT, con 220 torres de telecomunicaciones y anteriormente con Iliad en Francia e Italia y con Salt en Suiza para adquirir 10.700 emplazamientos (5.700 en Francia, 2.200 en Italia y 2.800 en Suiza), con una inversión total prevista de cerca de 4.000 millones de euros.

Desde la salida a Bolsa en 2015, Cellnex ha ejecutado o comprometido inversiones por valor de cerca de 11.000 millones de euros destinados a la adquisición o construcción -hasta 2027- de 44.200 infraestructuras de telecomunicaciones que se suman a las aproximadamente 10.000 con las que contaba la compañía en aquel momento.

Nuevas filiales de Orange

Precisamente, el grupo Orange anunció este miércoles en Francia en su Día del Inversor la segregación de su negocio de torres de telefonía -compuesto por más de 59.000 emplazamientos en Europa, África y Oriente Medio-, como ya han hecho Telefónica (Telxius), Vodafone y Deutsche Telekom.

La segregación se producirá a través de «entidades dedicadas» en cada país donde opera bajo el control de la compañía gala, que establecerá las primeras de estas TowerCos en Francia y España en 2020 y que, eventualmente, podría consolidar en una sociedad para aprovechar oportunidades a nivel del mercado europeo, según ha anunciado el consejero delegado Stéphane Richard.

De este modo, estas entidades se encargarán de la gestión de las torres de telefonía de Orange, con los objetivos de mejorar su eficiencia operativa y optimizar las inversiones de capital en el segmento móvil, así como de incrementar la ratio de colocación de Orange y poner de relevancia el valor de estos activos.Orange posee unos 40.000 emplazamientos en Europa, incluyendo 17.100 en Francia y 7.700 en España.

Asimismo, el máximo ejecutivo de la operadora francesa indicó que Orange también tomará parte en procesos de consolidación local o realizará «ventas estratégicas» similar al acuerdo alcanzado con Cellnex en España.

Según el banco estadounidense Morgan Stanley, el valor del negocio de torres de Orange se situaría entre los 8.000 y los 10.300 millones de euros tomando como referencia crecientes operaciones en el sector, después de movimientos similares protagonizados por operadoras como Vodafone y Deutsche Telekom, que recientemente segregaron sus torres de telefonía de sus respectivas operaciones estratégicas.

El grupo francés ha señalado que su negocio en España no volverá a crecer ingresos hasta el año 2021, y tendrá un “leve” crecimiento hasta 2023 por la dura competencia.

Por otra parte, el Estado francés seguirá siendo el accionista de control del operador de telecomunicaciones Orange, con el 23% de participación, según defendió Richard ante los inversores.

Fuente: El País