Algunas de las medidas más importantes previstas por el Ministerio de Agricultura como respuesta a los problemas del sector se concretarán en un mayor apoyo al desarrollo de las organizaciones de productores, en el reforzamiento de las organizaciones interprofesionales y en la modificación de la Ley de Integración Asociativa. El objetivo, señalan en el ministerio, es lograr una mayor y mejor organización de la oferta, ganar músculo, para tener una posición más fuerte frente a la industria y a la gran distribución, con un redimensionamiento de estructuras de cara al mercado, la industria y la gran distribución.

MÁS INFORMACIÓN

Sobre el papel, el sector agrario dispone de un movimiento cooperativo importante, con una facturación total de casi 34.000 millones de euros, de los que unos 10.000 corresponderían a la venta de medios de producción y el resto a la venta de productos agrarios.

En sus manos estaría aproximadamente el 37% del valor de la producción final agraria, con 1,7 millones de socios (que pueden estar en varias sociedades) y da empleo a 102.000 personas. Sin embargo, de las 3.225 cooperativas, el 68% factura menos de cinco millones de euros y más de un millar, solo 600.000 euros. Por el contrario, las 122 más grandes suponen el 49% de la facturación, según datos de Cooperativas Agroalimentarias. Solo tres —Coren, grupo AN y Dcoop— superan los 1.000 millones, frente a los 10.000 millones que tienen los grandes grupos en los países al norte de la UE.

Solo tres grupos, Coren, Dcoop y AN, facturan más de 1.000 millones

En medio de este escenario hay una veintena de grupos con una presencia clave en sus territorios. El redimensionamiento y la gestión en los mercados son sus grandes asignaturas pendientes.

La cooperativa líder es Grupo AN, con una facturación de 1.350 millones de euros. En este grupo se integran 160 cooperativas con más de 42.000 productores. En sus inicios solo operaba en Navarra, pero ahora lo hace también en Aragón, País Vasco, La Rioja, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía, Comunidad Valenciana o Murcia tras la integración de una veintena de sociedades hortofrutícolas asociadas en Unica. Grupo AN factura 40 millones en pollos; y en los servicios destacan sus ventas de abonos por valor de 60 millones. Emplea directamente a 1.700 personas.

En Galicia, Coren es uno de los motores de la economía del medio rural, con ventas de 1.078 millones de euros, más de una veintena de cooperativas con 4.200 socios directos e indirecto, 3.200 trabajadores y una actividad global que ocupa a más de 6.000 familias. Coren ha basado su desarrollo en la diversificación, pasando de tener solo pollos a huevos, vacuno, porcino y pavos. Se ha centrado también en la innovación y adecuación al mercado. De producciones solo intensivas ha pasado a extensivas y ecológicas, donde destaca la oferta de su marca “Pollo de corral”, con animales camperos criados con alimentación vegetal en libertad. También en Galicia, tras muchos intentos fallidos, en 2017 se constituyó el grupo Cooperativas Lácteas Unidas (Clun), integrado por Feiraco, Melide y Os Irmandiños.

Exportador de cítricos

En la Comunidad Valenciana destaca Anecoop, donde se integran 70 cooperativas con unos 50.000 socios de esa autonomía y además de Cataluña, Murcia Andalucía o Castilla y León. Aneccop es el primer exportador de cítricos del mundo.

La referencia en Asturias es la Sociedad Agraria de Transformación Central Lechera Asturiana (CLAS), con una facturación de 738 millones de euros. Se trata de la primera empresa española en el sector de la leche, con una recogida de 950 millones de litros de 2.000 ganaderos, de los que más de la mitad son socios de la entidad. El grupo tiene 1.300 trabajadores. Opera en medio centenar de países. Bajo su marca Asturiana es líder en el segmento de leche líquida.

Dcoop, antes Hojiblanca, sobresale en Andalucía, con una facturación el año pasado de 1.008 millones, a la baja por la caída de los precios del aceite. En su crecimiento ha integrado a la cooperativa castellano-manchega de vino Bacco, a la ganadera andaluza Procasur y finalmente a la extremeña Acorex. Allí operan 80.000 productores, fundamentalmente olivareros, pero también ganaderos de leche y de carne, de frutos secos y cerealistas.

Fuente: El País