La sequía en salidas a Bolsa ha sido pertinaz en España. El vehículo de Arcano para invertir en empresas tecnológicas de Silicon Valley, Balboa, se vio obligado a cancelar su oferta de suscripción (OPS) por falta de demanda. Ahora estudia su colocación por la vía privada. El único estreno ha sido el de Grenergy, que pasó del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) a la Bolsa oficial.

En la plataforma para pequeñas y medianas empresas de BME también ha destacado Holaluz. También en el MAB se han estrenado ProEduca Altus y Plásticos Compuestos.

Pero diez empresas españolas trabajan para saltar al mercado el próximo año si se dan las condiciones adecuadas: Vips, el gestor de Burger King en España, Europastry, Tendam, Cabify, Cepsa, WiZink, Línea Directa, Mediapro e Ibercaja.

Vips: la joya de la corona mexicana de Alsea

Diez empresas españolas que barajan salir a Bolsa en 2020

El grupo mexicano Alsea quiere recoger los frutos de sus apuestas a este lado del Atlántico. Primero compró Zena –el franquiciador en España de Foster’s Hollywood, Cañas y Tapas, Domino’s Pizza y Burger King y dueño de La Vaca– a CVC. Y en 2017 dio el golpe definitivo con la adquisición de la firma de comida rápida netamente española, el grupo Vips, que estaba en manos de la familia Arango y el fondo ProA Capital. Ahora, Alsea sondea una salida a Bolsa, que le permita hacer caja, dar una ventana de liquidez a los accionistas minoritarios (Arango, Alsea y el fondo francés Alia) y ampliar capital para apuntalar su plan de expansión. Para ello, ha contratado a Nomura como asesor global y a Citi y Morgan Stanley como coordinadores, que ya han realizado los primeros contactos con posibles inversores. Intentaron apurar los plazos para lanzar la operación este año, aunque previsiblemente será una de las primeras de 2020. Por el momento, los bancos asesores trabajan con una valoración de hasta 1.800 millones para el primer grupo español de restauración, con más de 1.000 establecimientos.

Burger King: el ‘Whopper ibérico’ se comerá en la Bolsa

Diez empresas españolas que barajan salir a Bolsa en 2020

Que Burger King exista en España se debe en gran medida a Restaurant Brands Iberia, que gestiona en exclusiva esta marca de hamburguesas en la Península Ibérica, tanto locales propios como la relación con los franquiciados. Y la empresa responsable del Whopper ibérico está sondeando la posibilidad de realizar una salida a Bolsa. La compañía es propietaria de 367 restaurantes, pero en total el número, junto a los franquiciados, alcanza los 780 establecimientos de Burger King en España y otros 100 en Portugal. Además, cuenta con la cadena de cafeterías Tim Hortons, con una red de 17 locales en Madrid que prevé hacer crecer. Restaurant Brands Iberia, la firma que protagonizaría la eventual OPV, facturó el año pasado 427 millones, un 33% más que en 2017. Si se computan los ingresos de los franquiciados las ventas se disparan por encima de los 1.000 millones. El resultado de explotación subió un 11%, a 22,5 millones. La compañía, propiedad QMI Fonciere, participada por socios ligados a su presidente Gregorio Jiménez, ha fichado a Morgan Stanley y Bank of America para la OPV, según La Información.

Europastry: la OPV congelada por un precio insuficiente

Diez empresas españolas que barajan salir a Bolsa en 2020

¿A la tercera va la vencida? El fabricante de masas congeladas lo tenía todo listo para haberse estrenado este año, pero desistió por las sacudidas del mercado que habían distorsionando las valoraciones. Europastry, que ya intentó una OPV en 2007, fijó su precio mínimo en 1.000 millones, pero los inversores no estaban dispuestos a llegar ni siquiera a ese umbral. La cohorte de asesores del grupo, liderada por ING, recomendó paciencia a la familia propietaria, los Gallés, con el 79,27%, y también a la gestora de fondos de capital riesgo MCH, con el 20,73%. El plan pasa por intentar el estreno este año. La empresa cuenta con el plus de ser un animal único en el mercado español, pero si los compradores institucionales no están dispuestos a pagar lo que se pide, tanto el fondo como la familia pueden buscar otras alternativas en el capital riesgo. La últimas cuentas individuales de la compañía depositadas en Insight View revelan que su facturación mejoró un 9,1%, hasta los 482,9 millones de euros, y su beneficio neto, un 10,8%, hasta 24,6 millones.

Tendam: la nueva Cortefiel causa furor en la moda

Diez empresas españolas que barajan salir a Bolsa en 2020

El sector de la moda coincide en la gran obra de Jaume Miquel al frente como consejero delegado de Tendam, el nombre de la matriz de Cortefiel. Su vuelta a la Bolsa –la abandonó en 2005 tras una opa de CVC, Pai y Permira por más de 1.400 millones– está en el probador desde 2018. Ese año, la empresa, en la que quedan como únicos accionistas CVC y Pai, fichó a Nomura como asesor de una eventual OPV, y a Morgan Stanley y Credit Suisse como coordinadores. Pero el mal rato que ha sufrido el retail en todo el planeta y la inestabilidad bursátil ha aplazado la operación. Las cifras, sin embargo, confirman un cambio de paradigma del grupo textil. En su primer semestre fiscal, concluido el 31 de agosto, facturó 559,5 millones, un 0,9% más, si bien su ebitda cayó un 4,7%, hasta los 74,7 millones. Su flujo caja de libre, que le ha permitido reducir su ratio de endeudamiento frente al ebitda hasta las 2,7 veces, continuará. El precio de los bonos de Tendam, que se mueve de forma inversa a la rentabilidad, marca máximos, y las agencias de rating aplauden su estrategia. Sus próximas cuentas llegarán el 28 de enero.

Cabify: La primera ‘startup’ que ronda la Bolsa

Diez empresas españolas que barajan salir a Bolsa en 2020

Cabify quiere aparcar en la plaza de la Lealtad de Madrid. Y el mercado español espera ansioso el que puede ser el primer debut de una startup española en Bolsa. Empezaron a sonar campanas a finales del año pasado, cuando su consejero delegado, Juan de Antonio, empezó a fijar el parqué como objetivo. La compañía lo intentó en el segundo semestre, pero las turbulencias de los mercados y fundamentalmente las dudas legales de su modelo de negocio dieron al traste cualquier intento por lanzar una OPV. Una vez asimilado el veto en Barcelona –y en plena búsqueda de alternativas para la Ciudad Condal– y con el conflicto con el taxi en sordina en Madrid, todo apunta a que 2020 puede ser el año de Cabify para llegar a la Bolsa. Todo dependerá de que consolide su liderazgo en América Latina y de que ninguno de sus grandes competidores, Uber y Lyft, se decida finalmente por lanzar una operación corporativa. La mala evolución de la cotización de ambas compañías desde su estreno en Wall Street es el principal escollo para una OPV de Cabify.

Cepsa: siempre atenta a que salte su oportunidad

Diez empresas españolas que barajan salir a Bolsa en 2020

Iba a ser la operación de 2018 y se quedó con la miel en los labios. Mubadala lo tenía todo preparado para protagonizar con Cepsa la mayor salida a Bolsa en años en el mercado español, con una valoración de hasta 8.000 millones. Sin embargo, las caídas de las Bolsas y del petróleo frustraron el debut apenas tres días antes. El fondo soberano de Abu Dhabi decidió entonces activar el plan B. Vendió a Carlyle un 37% de la segunda petrolera española por 2.900 millones. Sin embargo, la Bolsa se mantiene como una meta para una compañía que fue una histórica del mercado español y cotizó hasta el año 2011. La reciente entrada del gigante del capital riesgo estadounidense hace prever que una posible desinversión vaya para largo. No obstante, si aparece la oportunidad, esta puede ser aprovechada o bien por el fondo de capital riesgo para deshacer una parte de su participación o bien para Mubadala para seguir haciendo caja y seguir reteniendo la mayoría de las acciones.

WiZink: el Supremo decidirá el futuro del banco

Diez empresas españolas que barajan salir a Bolsa en 2020

El banco propiedad del gestor de fondos de capital riesgo Värde, WiZink, ha intentando poner en marcha una salida a Bolsa, pero un problema se le ha echado encima: una ley sobre usura que data de 1908 y que ha provocado que le pongan 2.501 reclamaciones desde 2018 , la mayor parte de ellas favorables a los clientes en las primeras instancias. La entidad especializada en tarjetas de crédito ha provisionado en el primer semestre de este ejercicio unos 25 millones. Antes de ejecutar una venta, WiZink tiene que clarificar su su negocio. Por los créditos con tarjeta cobra alrededor del 24%. El Tribunal Supremo ha dado prioridad a un recurso de casación interpuesto por el propio banco para que la Justicia siente jurisprudencia de una vez y para siempre sobre su modelo de negocio. Lo atractivo de la entidad, a diferencia de la banca clásica, está en que su rentabilidad no está ligada al precio del dinero. La mala noticia es que un eventual Gobierno del PSOE y Podemos podría imponer un interés máximo en las tarjetas, como ocurre en Portugal.

Línea Directa: la aseguradora de Bankinter volará sola

Diez empresas españolas que barajan salir a Bolsa en 2020

Línea Directa Aseguradora, una de las joyas de la corona de Bankinter y cantera de la actual consejera delegada del banco, María Dolores Dancausa, por fin se independizará, después de más de 10 años de tambores de una eventual OPV. La entidad anunció el miércoles que someterá ante su junta de accionistas del próximo marzo el reparto del 82,6% del capital como dividendo. Bank of America la tasa en 1.434 millones, si bien antes repartirá un dividendo extraordinario de 60 millones a su actual matriz. No habrá acciones que colocar, ni antiguas (OPV) ni nuevas (OPS), sino que será un listing. Es la fórmula que empleó Telefónica para que Antena 3 saliera a Bolsa en 2003; Carrefour hizo lo mismo con Dia en 2011. Por cada acción de Bankinter se entregará una de Línea Directa. Su cuota en el mercado asegurador de autos es del 6,8%, mientras que en los seguros de hogar atesora un 2,5%. En total, tiene unos tres millones de pólizas y es una de las aseguradoras más rentables con un rendimiento sobre recursos propios (ROE) del 36% en septiembre.

Mediapro: la productora con el gran tesoro de La Liga

Diez empresas españolas que barajan salir a Bolsa en 2020

Mediapro es una de las productoras líderes en Europa, con los derechos de La Liga española, de su homónima brasileña, así como de La UEFA Champions League, entre otras grandes competiciones deportivas. Además, acaba de adquirir en Francia un lote con más de 260 partidos por temporada de la UEFA Europa League y la UEFA Europa Conference League que emitirá a través de un canal temático. Ha comprado también la productora El Terrat, de Andreu Buenafuente. El fundador de Mediapro, Jaume Roures, trató de poner en marcha la salida a Bolsa este año. Pero el precio, con una aspiración de 3.000 millones, y la situación del mercado sitúan la nueva fecha en el primer semestre de 2020. Con Rothschild como asesor áulico, el gigante audiovisual tratará de salir a Bolsa, pero no en la española. Mediapro facturó 1.490 millones de euros en 2018, un 26,7% más que en el año anterior. La firma Orient Hontai controla Imagina, el grupo en el que consolida Mediapro, con un 53,5% del capital.

Ibercaja: la Ley de Cajas, una espada de Damocles

Diez empresas españolas que barajan salir a Bolsa en 2020

La cúpula de Ibercaja trabaja a contrarreloj para una salida a Bolsa impuesta legalmente y que cada vez se antoja más complicada. La Ley de Cajas establece que la Fundación Ibercaja debe sacar a Bolsa al banco aragonés antes de finales del año que viene. En caso contrario, deberá crear un costoso fondo de reserva. Parece que un mercado de tipos cero sin final a la vista, una competencia cada vez más cruenta también con las fintech y empresas tecnológicas y unos organismos supervisores que llaman día sí y día también a la concentración bancaria hacen casi imposible un debut para el año que viene. Sin embargo, Rothschild, Morgan Stanley y JP Morgan trabajan para poner una pica en Flandes y conseguir dar la vuelta a las adversas condiciones del mercado, como hizo Unicaja en junio de 2017, semanas después de la quiebra de Popular. La segunda vía es confiar en que el nuevo Gobierno, si llega pronto, reforme la ley y le dé una bula para retrasar la operación. O, en último término, seguir el ejemplo de Kutxabank y crear un fondo de reserva.

Fuente: El País