MÁS INFORMACIÓN

No ha sido un semestre fácil para PSA. Sus ventas han bajado en un 12,8% respecto al mismo periodo de 2018, con especial caída en Oriente Próximo y China. A pesar de esto, su beneficio neto ha subido en un 23% hasta superar los 1.800 millones de euros, gracias a una reducción en los gastos financieros y en su pago de impuestos. «Ha sido un semestre complicado para la industria», ha indicado Carlos Tavares, director general del grupo automovilístico PSA este miércoles. «Fue complicado por las tensiones políticas, la incertidumbre del Brexit y el caos regulatorio, pero estamos muy orgullosos de nuestros números», ha añadido, durante la presentación de los resultados semestrales expuestos vía videoconferencia. 

En el primer semestre del año se vendieron 1,9 millones de unidades a nivel mundial, lo que supone un descenso en los ingresos que llegaron a los 38.340 millones de euros facturados, un 0,66% menos. La mayor parte de esta caída provino de la división automotriz que registró 300 millones menos hasta los 30.378 millones, mientras que su filial de componentes Faurecia, se mantuvo con 8.900 millones. 

Peugeot continúa siendo el líder del conglomerado al adjudicarse el 40% de las ventas. Opel, la marca adquirida en 2017 por el grupo francés, sería la segunda en ventas con el 29,8%, mientras Citröen supone un 28%. DS, la marca premium, es la única que creció durante este semestre y vendió 32.217 unidades a nivel mundial, un 1,5% más que en 2018.

Caída en tres regiones clave

Los mayores descensos se produjeron en Oriente Próximo, el sudeste asiático y Latinoamérica. En el primer caso la caída superó el 68% al vender únicamente 72.000 unidades en un mercado que un año atrás demandaba hasta 226.000 coches. La salida de la compañía de Irán, en junio de 2018, fue el gran causante de este descenso, ya que si eso no hubiera ocurrido, la caída se hubiera limitado a un 12,9%. «Hay sanciones y reglas que afectan a las compañías allí, y no queremos tomar riesgos, así que decidimos cerrar todas nuestras operaciones. Ahora no hay ningún negocio para nosotros allí. Ya veremos en el futuro», ha indicado Tavares. La compañía espera que las consecuencias de su salida sean casi imperceptibles en el segundo semestre de 2019. 

En el sudeste asiático el mayor problema estuvo en China. En toda la región se vendieron 64.000 unidades, un 60,6% menos. «Las cosas [ en China] no se están moviendo tan rápido como nos gustaría, pero se están moviendo en la dirección correcta», ha apuntado el director general. A pesar de su retroceso en este país, donde solo conserva un 0,5% de cuota de mercado, la compañía no tiene previsto salir del gigante asiático. «Mientras podamos seguir viendo la luz al final del túnel y mientras sigamos viendo que operamos de forma eficiente, no vamos a excluir a China como un lugar para invertir», ha asegurado Tavares. 

En Latinoamérica, por su parte, la caída ha sido menos dramática, pero igualmente significativa. En los primeros seis meses del año se vendieron 69.000 unidades, lo que supone un descenso del 29,3% comparado con el pasado año. Gran parte de esta caída se debe a la crisis económica argentina y a la volatilidad del peso local, que generaron un descenso de la demanda de hasta un 50%. «Estamos haciendo todo lo posible para beneficiarnos del rebote que preevemos va a tener la economía argentina, pero mientras tanto estamos protegiendo nuestras finanzas», ha asegurado el director general.

Europa, en cambio, se mantiene como el principal mercado de la compañía francesa con un incremento del 0,3% en las unidades vendidas a pesar de la inestabilidad que supone el Brexit. En total se vendieron 1,6 millones de coches en el continente, lo que representa el 88% de las ventas globales. A su vez, aumentaron su cuota de mercado en tres puntos porcentuales hasta alcanzar los 17,4%, con especial crecimiento de la marca Citröen.  

El Grupo PSA es líder en España

A pesar de que la caída general de ventas de vehículos en territorio español, en linea con lo que está sucediendo en todo el mercado, el grupo francés se mantuvo por segundo año consecutivo como la marca más vendida. En los primeros seis meses del año, el grupo se ha hecho con el 22,3% de la cuota de mercado al matricular un total de 180.318 vehículos —77% corresponden al mercado de turismos y el restante 23% a vehículos comerciales—. Con vistas al futuro, el director general de comercio del Grupo PSA Iberia, Christophe Mandon, ha afirmado que la compañía  «afronta con confianza la segunda mitad del año, con nuevos lanzamientos y la llegada de versiones híbridas enchufables y eléctricas».

En cuanto a la investigación que se encuentra desarrollando la Comisión Europea sobre una ayuda financiera de 20,7 millones de euros que el Estado español preveía darle al grupo para su planta de Vigo, la compañía no ha tenido mucho para decir, porque, afirman, que no han recibido ninguna novedad al respecto. Lo que si han recalcado es que se trata de una maniobra «común» en este tipo de transacciones y que más que una investigación se trata de una «consulta» que no tiene plazos establecidos y que puede culminar en uno de tres escenarios: cancelación de la ayuda, entrega completa de la misma, o financiación parcial.  

Fuente: El País