Endesa ha alcanzado un acuerdo con el operador neutro de telecomunicaciones Lyntia por el que le cede, en exclusiva y a largo plazo, todos los derechos de uso de su red de fibra óptica oscura excedentaria por un importe de 132,4 millones de euros.

El acuerdo incluye aproximadamente 7.500 kilómetros de fibra óptica propiedad de Endesa o de terceros, sobre los que la compañía eléctrica tiene derechos de explotación. Igualmente, el acuerdo prevé la cesión a Lyntia de la cartera de contratos con clientes de fibra óptica y alquiler de emplazamientos.

La red de fibra óptica se extiende fundamentalmente sobre líneas de alta, media y baja tensión en las zonas donde Endesa tiene una mayor presencia, como Andalucía, Badajoz, Cataluña, Aragón, Galicia, León, Canarias, Baleares y Ceuta, y en las que gracias a este acuerdo Lyntia logra mejorar su conectividad.

Activo no estratégico

En un comunicado, Endesa remarca que esta operación se enmarca en un contexto de mercado en el que existe un interés de inversión en infraestructuras de telecomunicaciones, lo que ha facilitado la transacción de un activo no estratégico para la compañía.

Por su parte, Lyntia destaca que tiene ya más de 41.000 kilómetros de red de fibra, que conecta las ciudades más importantes del país y da servicio a unas 1.912 poblaciones. Además, cuenta con conexiones con los principales puntos de amarre de cables submarinos de la Península.

De hecho, Lyntia alcanzó un acuerdo similar el pasado mes de marzo con Iberdrola, que suponía la cesión, en exclusiva y a largo plazo, de los derechos de uso de una parte de los 15.000 kilómetros de la red de fibra óptica oscura de la eléctrica en España por 260 millones de euros.

La operadora, que proporciona todo tipo de servicios de conectividad, como fibra oscura, capacidad, servicio mayorista FTTH, VSAT, Internet, es una de las compañías de la cartera del fondo de infraestructuras Antin Infrastructure Partners, que cuenta con sedes en París, Londres y Nueva York.

Fuente: El País