El presidente de Iberia, Luis Gallego, señaló este miércoles que, frente a las críticas de los movimientos ecologistas el tráfico aéreo genera únicamente el 2,5% de las emisiones globales de CO2. «Greta puede viajar como ella elija, pero la realidad es que por encima de los 1.500 kilómetros no hay alternativa al avión», indicó en referencia a la activista sueca Greta Thunberg que ha preferido cruzar en un velero el océano Atlántico para asistir a la Cumbre del Clima de Madrid, que volar en  avión, al considerarlo muy contaminante.

MÁS INFORMACIÓN

Gallego defendió que los aviones hoy son un 80% más eficientes y sostenibles que en los años 80, y añadió que el compromiso es llegar a cero emisiones netas en el año 2050. Para ello, insistió en que las compañías están invirtiendo mucho dinero en flotas más eficientes, con combustibles más ecológicos y aplicando numerosas medidas de reciclaje. En este punto abogó por el cielo único europeo que mejoraría la eficiencia de la aviación, «acortando las rutas hasta un 10% con el consiguiente ahorro de combustible y mejora de la eficiencia».

Integración con Air Europa

Como ya hiciera en anteriores declaraciones, el presidente de Iberia, filial de IAG, enfatizó en que la integración de Air Europa en el grupo IAG tendrá efectos positivos tanto en el empleo en España, como en el turismo y en los precios de los billetes, y asegura que la unión de ambas aerolíneas era imprescindible en un mercado internacional aéreo muy competitivo donde España «necesita consolidarse para poder competir a nivel europeo y mundial».

En el marco de los Encuentros Empresariales de CEOE Cepyme celebrados este miércoles en Madrid, el directivo señaló que la integración de Air Europa en el Grupo IAG, aún pendiente de aprobación por parte de Competencia , será muy positivo para España que «necesita consolidarse para poder competir a nivel europeo y mundial» y potenciar el hub (centro de operaciones de Madrid) para convertirse «en un hub de modelo 360 grados».

«El mercado está muy competitivo así que o estás en un grupo internacional o tienes muchas papeletas de quedarte en el camino», explicó Gallego justificando que de las 154 aerolíneas creadas desde el año 2000 al 2016 un total de 107 ya han desaparecido. Por ello, en su opinión, la mejor forma de proteger el empleo es tener empresas grandes y fuertes.

Por ello insistió en que en el sector aéreo es imprescindible la concentración, «estar en un grupo internacional, tener sinergias de costes e ingresos para poder hacer más ofertas a los clientes y poder competir», explicó Gallego, asegurando que antes de lanzar la compra la compañía ha trabajado con expertos competencia que han planteado la posibilidad de una actuación de la Competencia.

Intervención de Bruselas

«Bruselas tiene el derecho de decidir que en determinados mercados hacen falta lo que se denomina ‘remedies’ y creo que aquí tiene que haber un competidor adicional o no. Lógicamente hemos considerado que puede haber una actuación por parte de la Comisión», explicó.

No obstante el primer ejecutivo de Iberia ha defendido el interés del Estado en esta integración empresarial. «No era positivo para España que Air Europa acabara en manos de Air France, con la que estaba firmado acuerdos. El interés de Air France es defender su hub de París y no reforzar el de Madrid».

En este punto defendió la importancia de situar al hub de Madrid al nivel de otros europeos, convirtiendo a la capital de España en la puerta de enlace entre Asia y Latinoamérica. Por ello reiteró la importancia de la llegada de la alta velocidad a la T4 para ofrecer más alimentación al hub de largo radio.

«Creemos que la integración de Air Europa supone una gran oportunidad para Madrid y para España y bueno para los clientes al tiempo que ayudará a España a generar más empleo y turismo. Que IAG compre Air Europa es lo mejor que le puede pasar a la economía española», aseguró durante su intervención en la que recordó que la aviación supone el 2,9% del PIB del país.

Durante su discurso explicó que la intención del grupo IAG es poner en valor a Air Europa, al igual que ha hecho con otras adquisiciones realizadas. «La adquisición de Air Europa nos ayudará a ser todavía más fuertes», sostuvo asegurando que sus planes son que Air Europa siga existiendo y que pasará a ser «una hermana de Iberia».

Respecto a la posibilidad de que Air Europa se traslade a la T-4 de Barajas, aseguró que esto es algo que debe decidir Aena. Así mostró su intención de que gracias a la reordenación de la oferta de ambas compañías que se producirá cuando se culmine la operación, será posible encajar la operativa de ambas compañías en esa terminal. 

Fuente: El País