Indra se dispara más de un 7% en la apertura del Ibex35 este jueves tras dar por rotas las negociaciones con la compañía británica Rolls-Royce para la compra de una participación mayoritaria de Industrias de Turbo Propulsores (ITP), una empresa valorada en 1.300 millones de euros que está controlada al 100% por la marca británica. 

Un portavoz de la tecnológica española señaló este miércoles a CincoDías que existía un acuerdo sobre el precio de la operación desde hacía bastante tiempo y que las negociaciones acerca de otros aspectos contractuales se encontraban muy avanzadas. «Pese a ello, en los últimos 15 días las negociaciones se han complicado y no ha sido posible llegar a un acuerdo», explicó el portavoz. 

A pesar de que Indra comunicó a la CNMV que se encontraba avanzando en las negociaciones con la compañía británica de coches de lujo en las últimas semanas, el mercado no lo recibió con buenos ojos. 

MÁS INFORMACIÓN

A medida que avanzaban las negociaciones en junio, la acciones de Indra comenzaron a caer en el selectivo español y se situaron a los pocos días por debajo de los 10 euros, lo que no ocurría desde enero.

ITP, una reciente adquisición de Rolls-Royce

ITP, fundada en 1989, está controlada al 100% por Rolls-Royce desde finales de 2017, tras adquirir al grupo español Sener una participación del 53,1% que no poseía por 720 millones de euros. ITP cuenta con 3.800 empleados y centros productivos en España, Reino Unido, Malta, la India y México. «ITP Aero seguirá siendo un área de negocios reportado por separado y una parte central de Rolls-Royce», ha asegurado este miércoles la compañía británica, que desde hace 21 años forma parte del grupo BMW, tras el fin de las negociaciones con Indra. 

Fuente: Cinco Días