El actual presidente y consejero delegado de Vía Célere, Juan Antonio Gómez-Pintado, deja sus cargos en la promotora propiedad de Värde Partners, según informan fuentes próximas a la empresa, que no citan los motivos por los que se produce la salida.

Gómez-Pintado es uno de los grandes protagonistas del nuevo ciclo inmobiliario. Fundó Vía Célere en 2007 y una década después la vendió por 90 millones de euros al fondo estadounidense Värde Partners. Era la segunda empresa familiar que traspasaba, después de haber hecho lo mismo con Agofer en los años del boom inmobiliario.

Fuente: Cinco Días