Árima Real Estate, creada por los socios de la extinta socimi Axiare, tendrá nuevos recursos para crecer y nuevo accionista de referencia. La sociedad presidida por Luis Alfonso López de Herrera Oria anunció este viernes una ampliación de capital de hasta 150 millones de euros que será suscrita por la inmobiliaria canadiense Invanhoé Cambridge. Esa inversión otorgará al nuevo accionista hasta el 29,9% del capital.

La socimi debutó el pasado año en el mercado continuo, creada por López de Herrera Oria y su equipo en Axiare (la inmobiliaria que gestionaban hasta el pasado año, cuando fue adquirida por Colonial). La sociedad —en pleno crecimiento— dispone de activos por valor de 175 millones, a cierre del primer semestre.

El gigante canadiense Invanhoé Cambridge suscribirá acciones a un tipo de emisión máximo de 10,4 euros, lo que supondría una prima cercana al 3% según el precio de cierre de 10,1 euros del viernes. El inversor se compromete a hacerse con 100 millones de euros en títulos, ampliable hasta 150 millones. Eso otorgará entre un 20,3% y un 29,9% del capital de la socimi, según un comunicado remitido a la CNMV.

En la actualidad, los máximos accionistas en Árima son Bank of Montreal (10,4%), el fondo Pelham (9,9%) y UBS (9,8%).

Entre las condiciones de la firma canadiense se encuentra la designación de un consejero dominical en el consejo de administración de Árima y la creación de una comisión de proyectos de inversión en la que esté presente un miembro de Invanhoé Cambridge. Si la inmobiliaria norteamericana pasa a controlar más de un 28,57% del capital, además podrá nombrar un segundo consejero dominical aumentando de seis a siete los miembros del órgano de gobierno de la socimi. Si la suscripción no se cierra antes del 27 de noviembre o el precio de la acción descienda por debajo de 8,08 euros, el inversor podrá cancelar su compromiso de suscripción.

Invanhoé Cambridge es una filial de Caisse de Dépôt et Placement du Québec y disponía a cierre de 2018 activos inmobiliarios por valor de 44.280 millones. En España, por ejemplo, fue dueño de Madrid Xanadú hasta que lo vendió a Intu en 2017 por 530 millones.

Fuente: Cinco Días