/, Actualidad Económica, Cinco Días/La edificación renace de los escombros

La edificación renace de los escombros

La construcción, el sector cuya estrepitosa caída en 2008 desencadenó la peor crisis económica de la democracia, se recupera por fin, aunque para que este crecimiento sea sostenido antes deberá superar numerosos desafíos: morosidad, eficiencia energética, cumplimiento de los códigos técnicos de edificación, economía sumergida…

De estos y muchos otros temas se hablará durante ePower&Building, el evento comercial bajo el cual Ifema aglutina a todos los sectores relacionados con la edificación. La feria, que empieza mañana, engloba los salones Construtec (materiales y técnicas constructivas), Veteco (ventanas, fachadas y envolventes), Matelec (instalaciones eléctricas) con sus variantes Lighting (iluminación y alumbrado) e Industry (automatización de fábricas), Archistone (piedra natural) y BIMExpo (tecnologías de diseño con maqueta digital).

Entre todos ellos congregarán a 1.530 empresas, un 19% más que la edición de hace dos años, en ocho pabellones que suman una superficie neta de 59.000 m2.

“Parece que el período 2017-2018 marca el final de la tendencia de destrucción del empleo en el sector, que en los tres años anteriores se redujo a la mitad, de 600.000 a 300.000”, comenta Luis Rodulfo, director general de Cepco, la Confederación Española de asociaciones de fabricantes de Productos de Construcción. Sin embargo, recuerda que desde el inicio de la crisis en 2008 ha desaparecido el 25% del tejido industrial, pasando de 46.639 empresas a 35.000.

En ese sentido, aclara que si bien el aporte del sector al PIB nacional, de un 5,2% en 2017, se acerca a niveles de 2013, ese crecimiento se materializa sobre una base muy pequeña.

“Las Administraciones dicen que la construcción crece a niveles récord. Es verdad y no. En la primera mitad del año se han vendido 54.000 viviendas nuevas, pero un tercio de los traspasos se han realizado sin constituir hipoteca, es decir que se trata de compras de fondos de inversión a bancos, operaciones que no generan actividad real”, explica.

Los fabricantes de materiales estiman que alcanzar los 125.000 pisos nuevos al año sería un objetivo razonable

Según el último informe sectorial del Observatorio Industrial de la Construcción, el año pasado se expidieron visados de obra para 109.047 viviendas, la cantidad más grande desde 2011. De este total, 80.786 fueron para obra nueva, un 26% más que en 2016 (64.038).

Pero la edificación residencial se encuentra aún muy lejos del volumen de 2007 (651.427 visados para vivienda nueva), por lo que el margen de recuperación es muy amplio.

También hay que tener en cuenta que los niveles alcanzados en los años de la burbuja inmobiliaria fueron excesivos (con picos de 865.561 en 2006). “Nadie está pidiendo la vuelta a eso. Entre 125.000 y 150.000 viviendas iniciadas al año es el objetivo razonable al que deberíamos aspirar”, puntualiza Rodulfo. Eso sí, subraya que “la cantidad ligada a la especulación debería sustituirse por obras de calidad”.

En este aspecto, se quejó del poco control que ejercen las Administraciones sobre los propietarios de viviendas y las comunidades de vecinos para que el Código Técnico de Edificación se cumpla en cuanto al uso de materiales de calidad y respetuosos del medio ambiente.

“La inspección técnica es obligatoria, pero por 400 euros un arquitecto puede firmar que la casa no se cae, sin asegurarse de si el edificio cumple los estándares acústicos o de eficiencia energética. Eso nadie lo controla”, criticó.

Construtec Imagen de la edición de ePower&Building de hace dos años.

El director de Cepco enfatizó también en la necesidad de que los grandes contratistas reduzcan los plazos de pago a sus proveedores de materiales y servicios, indicador que actualmente se encuentra en una media de 134 días. “Las cifras oficiales hablan de un claro incumplimiento y abuso de posición de dominio por parte de las grandes constructoras”, denuncia. “La morosidad deja la capacidad financiera de la mayoría de empresas en manos de sus clientes y así no pueden competir ni crecer”, abunda.

Aseguró que si los pagos llegaran en tiempo y forma, ciertas industrias serían entre cinco y diez veces más potentes y el sector alcanzaría un ratio de solvencia del 25%.

El gasto medio de los hogares en reformas se reducirá este año un 0,9% hasta los 675 euros por el alza de la luz y el carburante

Reformas

La exportación es la actividad que más alegrías ha dado al sector construcción, con valores que el año pasado alcanzaron los 23.796 millones de euros, casi el doble que en 2009. No obstante, Rodulfo afirma que “el hijo más querido” por Cepco es la reforma y rehabilitación, aunque también es el más difícil de medir, ya que un tercio del negocio se mueve en la economía sumergida.

De la actividad que sí se tiene constancia, Andimac, la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción, ha corregido sus previsiones para este año y el próximo a la baja debido a la caída de la tasa de ahorro de los hogares, el menor margen para el endeudamiento de las familias y el alza de la electricidad y los carburantes.

Así, Andimac estima que las familias gastarán en reformas una media de 675 euros este ejercicio, un 0,9% menos de lo previsto en marzo, tendencia que se agravará en 2019 con un descenso del 3,4%. El ajuste supone que el sector dejará de ingresar este año 145 millones de euros. Aún así, la asociación destaca que el gasto medio de 2018 es 23 euros más alto que el de 2017, situación que consideran lógico considerando el envejecimiento del parque nacional de viviendas.

“En España hay 26 millones de viviendas, más de la mitad de las cuales tiene más de 50 años. Además, unas ocho millones, el 30% del total, ya han cumplido los 20 años porque se construyeron a partir de 1993. A estos edificios no se aplicó ningún tipo de código técnico porque entonces no había nada. Y las personas que las habitamos también envejecemos, con lo cual tenemos nuevas necesidades”, sostiene Sebastián Molinero, director de Andimac.

El dirigente pide a las comunidades autónomas incentivar la mejora de esos pisos poniendo en marcha el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 que, por primera vez, contempla ayudas directas a los propietarios. “De momento solo se ha implementado en tres (Cantabria, La Rioja y Valencia), pero de forma limitada”, señala. Andimac estima que si todas las autonomías cumplieran el Plan se podrían generar 154 millones de euros en negocio para el sector de las reformas, incluyendo recambios y reparaciones.

ePower&Building se celebra del martes 13 al viernes 16 de noviembre en Ifema, en horario de 9.30 a 18.30, excepto el último día que cierra a las 17.

Actividades

Construtec

Marruecos y Colombia serán los países importadores invitados en esta edición de ePower&Building. Ifema traerá a la Feria de Madrid a más de 1.500 compradores extranjeros. En total, se espera la visita de 80.000 profesionales de 100 países.

Construtec contará esta edición con un área dedicada a la eficiencia energética, el Green Forum, que el miércoles 14 acogerá una jornada sobre el valor de la edificación sostenible, en la que Triodos Bank hablará sobre sus hipotecas verdes (de 11 a 14 en el pabellón 8).

El Clúster Mejores Edificios presentará el jueves 15 el Libro Blanco de la Edificación, que repasará la situación del mercado en 2018 y mostrará las tendencias para 2019, con la ambición de que se convierta en un documento de referencia para el sector (a las 11 en el Construtec Forum, pabellón 8, estand 8F46).

En el mismo estand, pero el viernes 16 a las 12, la Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación y Reforma (ANERR) organizará un foro sobre su actividad, en el que también se presentarán casos de éxito.

Fuente: Cinco Días

By |2018-11-12T09:02:15+00:00noviembre 12th, 2018|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, Cinco Días|Comentarios desactivados en La edificación renace de los escombros