/, Actualidad Económica, Cinco Días/La guerra por la comida de Amazon y Uber deja el estómago vacío a los inversores

La guerra por la comida de Amazon y Uber deja el estómago vacío a los inversores

El veredicto no está claro sobre si se puede ganar dinero transportando comidas calientes a los urbanitas con poco tiempo disponible. La inversión de Amazon en Deliveroo, que opera en 500 ciudades europeas y asiáticas, aplaza la respuesta. También significa que las barrigas de los inversores permanecerán vacías en el futuro próximo.

Deliveroo, con sede en Londres, y cuyos jadeantes ciclistas se han convertido en un elemento del paisaje en los barrios prósperos de la capital británica, anunció el viernes que había recaudado 575 millones de dólares (515 millones de euros) de inversores liderados por el gigante de internet de 940.000 millones de dólares (840.000 millones de euros).

El estadounidense Will Shu, que fundó la empresa después de encontrar una escasez de opciones de entrega de calidad mientras trabajaba como banquero en Canary Wharf, ha recaudado hasta ahora 1.500 millones de dólares (1.300 millones de euros).

La recaudación de fondos repone las arcas de Shu de su actual asalto a su rival Uber Eats, parte del grupo de VTC. Las compañías cobran a los restaurantes y comensales una comisión por cada entrega, que ayuda a pagar a los conductores. En 2017 –el último año para el que se dispone de cifras– los costes directos, como el pago a ciclistas y motoristas, representaron casi cuatro quintas partes de los 277 millones de libras (316 millones de euros) de ventas de Deliveroo. Sus operaciones e inversiones consumieron 155 millones de libras (177 millones de euros) en efectivo, o dos quintas partes del dinero que recaudó Shu ese año. Aunque la compañía se ha expandido desde entonces, sigue atrapada en una guerra de precios con Uber Eats, que ha reducido las comisiones que cobra a los restaurantes.

Parece que la llegada de Amazon prolongará el conflicto. La empresa fundada por Jeff Bezos primero metió la cabeza en la cocina en 2016 con un servicio de comida para llevar en Reino Unido, pero lo cerró a finales del año pasado. Amazon se acercó dos veces a Deliveroo para comprarla, según el Telegraph, lo que sugiere que que la inversión del viernes podría ser un aperitivo para una absorción completa.

Alternativamente, podría ser una manera de aprender más sobre el negocio de la entrega de pizzas y hamburguesas, un área en la que Amazon sigue el rastro de Uber en EE UU. Deliveroo, que antes pregonaba un precio de 1.800 millones de euros, no mencionó una valoración el viernes, lo cual indica que Bezos obtuvo condiciones favorables.

Los mayores perdedores de la inversión de Amazon son rivales como Uber, que ahora se enfrenta a un rival mucho mejor financiado. El valor de sus pares cotizados en Bolsa Just Eat, Takeaway.com y Delivery Hero cayó en valor un total de 965 millones de dólares (865 millones de euros), el 5%, el viernes por la mañana. Los estrechos márgenes y los rivales con grandes bolsillos son los ingredientes perfectos para que haya pérdidas perpetuas en todas partes.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Fuente: Cinco Días

By |2019-05-18T06:25:36+00:00mayo 18th, 2019|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, Cinco Días|Comentarios desactivados en La guerra por la comida de Amazon y Uber deja el estómago vacío a los inversores