Los incumplimientos de los convenios permitidos por la legislación —los llamados descuelgues— han aumentado este año. Es la primera vez que ocurre desde 2013. Hasta noviembre, estos procesos afectaron a 20.903 trabajadores, frente a los 19.162 del mismo periodo del año anterior. El número de convenios incumplidos en los diez primeros meses del año pasó de 913 a 996, según el Ministerio de Trabajo.

La reforma laboral de 2012 abrió la mano a estas inaplicaciones de los convenios colectivos. La norma facilitó las causas por las que una empresa en problemas puede incumplir lo pactado en el convenio sectorial y permitió que no solo dejara de aplicarse lo acordado sobre retribuciones, sino también sobre otras condiciones como la jornada o los horarios. Esto posibilitó que en 2013, en plena recesión, el número de afectados llegara a casi 160.000.

Antes de ese momento, el recurso del descuelgue era bastante menor, pese a que la reforma de 2010 también lo facilitó. Prueba de ellos es el dato que apunta un informe de Comisiones Obreras sobre inaplicaciones presentado este viernes. Entre 2010 y 2012 solo se registraron 14 en el Ministerio de Trabajo.

En ese informe se analizan los incumplimientos registrados entre octubre de 2010 y febrero de 2019. En este periodo hubo casi 10.000 inaplicaciones de convenios que afectaron a menos de 350.000 empleados. Esto demuestra que no es un recurso muy utilizado por las empresas. También lo evidencia el hecho de que los 20.903 trabajadores afectados apenas suponen 9,2 millones de asalariados cubiertos por la negociación colectiva.

No obstante, el secretario general de CC OO, Unai Sordo, pidió en la presentación del informe que se cambie la regulación de estas inaplicaciones. En lo que puso más énfasis el sindicalista fue en que se elimine una de las puertas que abrió la reforma de 2010: la opción de que los descuelgues se negocien con comisiones de trabajadores creadas expresamente para ello en empresas en las que no hay elegidos representantes legales de los empleados, es decir, comités de empresa. “Se ha producido un fraude en la aplicación de estas inaplicaciones por estas comisiones”, criticó Sordo, quien puso varios ejemplos ocurridos en Andalucía y Extremadura.

Según el líder de CC OO, esta situación está favoreciendo el fraude y la competencia desleal entre empresas, porque favorece que algunas dejen de aplicar los convenios colectivos sin causa. “Para CC OO, entre los aspectos centrales a modificar de la reforma laboral está todo lo que tiene que ver con inaplicaciones y descuelgue”, indicó Sordo.

Fuente: El País