El japonés Makoto Uchida será el nuevo consejero delegado de Nissan Motor, según ha anunciado el fabricante japonés a través de un comunicado. Uchida, que asumirá el cargo el próximo 1 de enero, se convertirá en el tercer CEO de la compañía en poco más de un año. La situación interna del grupo automovilístico empeoró tras el escándalo de Carlos Ghosn, expresidente de Nissan y Renault detenido el año pasado en Japón por haber declarado menos ingresos de los que obtuvo, y por los malos resultados empresariales. 

Uchida se enfrenta a retos de calado, como enderezar unos márgenes de beneficio a la baja, acometer una reestructuración y mejorar las relaciones con Renault, accionista principal de Nissan. El productor japonés reportó este año los beneficios más bajos en una década (el beneficio neto se desplomó un 94% en el primer trimestre de 2019). Los malos resultados llevaron a la empresa a anunciar un recorte de 12.500 empleos, el 10% de la plantilla

Las mismas fuentes consultadas por Bloomberg aseguran que la compañía anunciará nuevos movimientos en sus filas. Ashwani Gupta, director de operaciones de Mitsubishi, pasará a ocupar ese cargo, pero en Nissan. Jun Seki, antiguo jefe de Nissan en China, se convertirá en vicedirector de operaciones. 

Una investigación interna que llevaron a cabo las compañías asiáticas del grupo en enero reveló que Ghosn recibió 7,8 millones de euros de Nissan-Mitsubishi BV (NMBV), una joint venture creada en 2017. Además del escándalo del expresidente de Nissan y Renault, el fabricante japonés ha tenido que enfrentarse a otra polémica. El antiguo consejero delegado de Nissan, Hiroto Saikawa, dejó el cargo en septiembre tras admitir haber cobrado más dinero del que le correspondía. Saikawa, que fue clave en el proceso judicial contra Carlos Ghosn, aseguró haber haber recibido una compensación excesiva a través del esquema de retribución del propio Ghosn. 

Fuente: Cinco Días