MÁS INFORMACIÓN

La empresa eléctrica brasileña Neoenergia, controlada por el y una de las mayores del sector en Brasil, ha debutado este lunes en la Bolsa de São Paulo con una subida del 7,7%% hasta los 16,68 reales (3,9 euros, 4,4 dólares) que ha alcanzado en algún instante casi el 10%. Las acciones salían a un precio de 15,65 reales (3,62 euros, 4 dólares) en la mayor oferta pública de venta del año en el mercado brasileño y la mayor de una eléctrica desde 2000. El precio de salida de los títulos valoraba la compañía, que atiende a 34 millones de clientes, casi el 20% de los brasileños, en casi 19.000 millones de reales (4.383 millones de euros), según ha explicado la firma en un comunicado. En los primeros minutos de su arranque la valoración ha alcanzado los 4.756 millones de euros.

Con la salida a Bolsa del 17% de su capital social (208 millones de títulos), la oferta total ha ascendido a 3.255 millones de reales brasileños (753 millones de euros). La empresa cotiza desde ahora en el índice Novo Mercado, que reúne a las empresas con mayor gobernanza corporativa de Brasil.

Las acciones de Neoenergia salen al mercado en un segundo intento tras el fracaso de 2017, cuando la firma suspendió la operación ante el desinterés de los inversores de pagar el precio mínimo que exigía (15,02 reales por título), por debajo del precio de salida de este lunes. A finales de 2018, los socios acordaron impulsar la salida a Bolsa de nuevo.

Iberdrola mantiene el control de Neoenergia, con más del 50% del capital social, tras haber vendido 29,7 millones de acciones, mientras Previ, el fondo de pensiones del Banco de Brasil, se mantiene como socio relevante con un 32,9%. Antes de la salida a Bolsa, Previ poseía el 38,2% y el Banco de Brasil, el 9,3%. La entidad bancaria ha ofertado toda su parte de la compañía (113 millones de acciones) mientras Previ vendió una parte (casi 65 millones de acciones).

La salida de Banco de Brasil “es más un paso en la evolución natural de Neoenergia”, según ha explicado en São Paulo Mario Ruiz-Tagle, director presidente de Neoenergia. “La estrategia no va a cambiar. La estrategia siempre ha sido crecer, fundamentalmente, en nuestras áreas de crecimiento orgánico, en distribución, seguir haciendo inversiones en energías renovables, y aprovechar todas las oportunidades que Brasil ofrece de seguir apoyando el desarrollo de la infraestructura energética” brasileña, ha añadido el directivo que calificó el momento actual de “transcendente”.

El grupo Iberdrola tiene previsto invertir a través de su filial brasileña unos 6.000 millones de euros en el gigante sudamericano durante el cuatrienio 2018-2022. Neoenergia, que genera, transporta, distribuye y comercializa electricidad, está presente en 18 de los 27 estados de Brasil. Su capacidad de producción asciende a 3.700 megavatios, de los cuales la inmensa mayoría (88%) son renovables, según la firma.

Fuente: El País