/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Nissan estima en 73,8 millones de euros los pagos a Ghosn no declarados

Nissan estima en 73,8 millones de euros los pagos a Ghosn no declarados

El fabricante de vehículos japonés Nissan Motor estima en 9.200 millones de yenes (73,8 millones de euros) los pagos supuestamente acordados al expresidente Carlos Ghosn, quien está en prisión por presuntamente no haberlos declarado.,»Tomamos un enfoque conservador y consideramos esta cantidad», dijo hoy el consejero delegado de la compañía, Hiroto Saikawa, durante la rueda de prensa de presentación de los resultados financieros de Nissan para los nueve meses hasta diciembre de 2018, en los que han tenido en cuenta el impacto de las cantidades «no registradas en años fiscales anteriores».

MÁS INFORMACIÓN

Nissan decidió tener en cuenta estos supuestos pagos acordados con Ghosn pese a no haber pagado todavía el monto, cuya cantidad podría variar «en función de los resultados de la investigación de la fiscalía y las autoridades para determinar cuál es la cantidad exacta», explicó el director financiero de la firma, Hiroshi Karube.

Ghosn se encuentra en prisión en Tokio desde el 19 de noviembre de 2018 acusado de no haber declarado parte de sus compensaciones al frente de Nissan Motor en dos períodos, entre marzo de 2011 y el mismo mes de 2015, y entre marzo de 2015 y de 2018.

Cubrir pérdidas financieras

El ejecutivo, de 64 años, también está acusado de haber violado la normativa empresarial nipona al utilizar a Nissan para cubrir una serie de pérdidas financieras personales durante la crisis de 2008 y por unos pagos supuestamente injustificados a un empresario saudí.

El arresto de su máximo responsable llevó a Nissan a destituir a Ghosn como presidente y a Saikawa a ponerse al frente, y más tarde Renault también decidió sustituir al empresario como presidente y nombrar en el cargo a Jean-Dominique Senard.

El directivo francés tiene previsto visitar esta semana Tokio y reunirse con Saikawa, quien afirmó hoy que su «postura de trabajar con Senard no ha cambiado».

Saikawa declaró que en el futuro quiere «pulir el valor de la alianza» y «desarrollarla más allá», y mostró su deseo de discutir y «revisar si es necesario» la Alianza 2022, el plan estratégico vigente en la alianza Renault-Nissan y Mitsubishi.

Responsabilidad de los colaboradores

«Primero queremos crear confianza entre nosotros y una buena comunicación entre nuestros equipos operativos», expuso el japonés, que quiere «dejar claro que podemos confiar en los consejeros», y volvió a mencionar la necesidad de evitar dar un poder «excesivo» al líder de la alianza.

Al se preguntado sobre su responsabilidad en las irregularidades supuestamente por Ghosn, junto al que trabajó más de una década, Saikawa afirmó que tanto él como otros ejecutivos se sienten «muy responsables, por lo haberlo descubierto o haber podido detenerlo».

«Necesitamos asegurar el futuro de este navío» que es Nissan, dijo el CEO nipón, quien dijo querer centrarse en su responsabilidad sobre cómo gestionar la situación actual y el devenir de Nissan, antes de analizar su papel en lo ocurrido en el pasado.

Caída de los beneficios

El fabricante de automóviles Nissan contabilizó un beneficio neto atribuido de 316.663 millones de yenes (2.533 millones de euros al cambio actual) en los nueve primeros meses del año fiscal 2018-2019 (de abril a diciembre de 2019), un 45,2% menos si se compara con el mismo período del año previo.

Según informó la empresa en un comunicado, los resultados en los tres primeros trimestres fiscales reflejaron el impacto de las condiciones «complicadas» de mercado, especialmente en Norteamérica y Europa, donde sus matriculaciones se redujeron en dicho período.

La cifra de negocio de Nissan entre abril y diciembre del año pasado se situó en 8,57 billones de yenes (68.627 millones de euros), lo que supone una leve progresión del 0,6% si se compara con los mismos meses del ejercicio fiscal 2017-2018.

La corporación automovilística obtuvo un beneficio operativo de 313.667 millones de yenes (2.509 millones de euros) en los nueve meses fiscales, un 13,9% menos, al tiempo que sus ventas mundiales alcanzaron 4,02 millones de unidades, un 2,1% menos.

Revisión a la baja de previsiones

Ante estos resultados hasta diciembre, la compañía ha decidido revisar a la baja sus previsiones para el conjunto del año, de forma que estima obtener un beneficio neto de 410.000 millones de yenes (3.280 millones de euros), un 18% menos que su estimación anterior, mientras que sus ingresos anuales serán de 11,6 billones de yenes (92.800 millones de euros), un 3% menos que su perspectiva previa.

Asimismo, la firma automovilística cerrará el ejercicio fiscal 2018-2019 con un beneficio operativo de 450.000 millones de yenes (3.600 millones de euros), un 16,6% menos que la estimación anterior, con una ventas mundiales de 5,6 millones de unidades.

Fuente: El País

By |2019-02-12T10:35:07+00:00febrero 12th, 2019|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, EL PAÍS|Comentarios desactivados en Nissan estima en 73,8 millones de euros los pagos a Ghosn no declarados