/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Ojo a las nuevas hipotecas, serán más costosas

Ojo a las nuevas hipotecas, serán más costosas

Tras tres semanas y media las oficinas de los bancos españoles volverán hoy a recuperar la normalidad una vez que se ha aclarado, aunque sea a través de un decreto ley, quien debe pagar el impuesto de actos jurídicos documentados (IAJD) de las hipotecas. Por primera vez en 23 años, será el banco quien deberá asumir este coste, frente a la normativa que ha imperado hasta ahora que establecía que era el prestatario, es decir, el cliente, el que tenía que desembolsar este impuesto.

Las entidades financieras esperan recuperar el tiempo perdido y que los clientes acudan a las oficinas para firmar aquellas hipotecas que han quedado paralizadas desde el pasado 18 de octubre, fecha en la que el Tribunal Supremo emitió una sentencia, que parecía definitiva, que establecía que era la banca quien debía pagar el impuesto AJD (pero tras este fallo llegó su suspensión, y un nuevo dictamen radicalmente distinto).

Pese a la urgencia del Gobierno en tramitar un decreto ley que contradecía la última versión del Supremo, la banca ha acatado con cierta normalidad el hecho de que ahora sea ella la que deba hacer frente al AJD. Una vez disipado el temor a una posible retroactividad en la primera decisión del alto tribunal , las entidades financieras subirán de forma gradual el precio de las hipotecas para compensar el abono de este impuesto. Solo los clientes más vinculados podrán estar exentos de este previsible incremento de los diferenciales de las hipotecas.

“La banca no es una ONG, no podemos vender a pérdidas”, respondía recientemente la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, al ser preguntada sobre la repercusión que tendría en el sector el hecho de que fuera el que tuviera que asumir el pago del impuesto hipotecario. La banquera argumentaba que las entidades financieras tienen “empledos a los que hay que pagar las nóminas, además de tener otros costes”.

Las palabras de Dancausa las pronunció, sin embargo, días antes de que el Ejecutivo decidiera cambiar el criterio de quién debía pagar este impuesto. Ahora la banca ha optado por callar. Ni la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, quiso hacer ninguna alusión a este asunto el pasado martes en su discurso inaugural de las conferencias internacionales de banca que organiza la propia entidad. Y eso que este banco siempre que pueda recuerda que tiene 4,2 millones de accionistas a los que debe garantizar una rentabilidad.

Eso sí, las amenazas del gigante bancario en la presentación de resultados del primer semestre del pasado 25 de Julio, fueron claves para que el Gobierno frenara su intención de imponer un impuesto específico para la banca más drástico que la tasa Tobin.

El sector es cierto que critica la urgencia con la que Pedro Sánchez ha aprobado el decreto ley para que la banca se haga cargo del impuesto de AJD. “Creíamos que el PSOE introduciría este nuevo criterio en la futura ley hipotecaria, que está previsto que se apruebe en unos 20 días, n que lo hiciera con un decreto. No era tan urgente, ni esencial”, explica una fuente financiera.

Otra fuente también de un destacado banco parece tener la respuesta, “la decisión del Gobierno hay que leerla en clave electoral. Esta medida es muy populista y suma votos. Y las primeras elecciones en las que el PSOE se juega su continuidad o no es en Andalucía, su gran feudo, y la comunidad autónoma en la que el impuesto hipotecario es más caro. Las elecciones andaluzas son el próximo día 2 de diciembre”.

Mientras, las estadísticas del Banco Central Europeo (BCE) reflejan que el crédito hipotecario en España es uno de los más caros de Europa. Es el cuarto país de la Unión Europea con las hipotecas más caras, según el tipo medio ponderado correspondiente a septiembre publicado por el BCE.

Solo los Países Bajos, Grecia e Irlanda tienen unos tipos de interés superiores al 1,96% de España. En Alemania, Francia e Italia los tipos se encuentran entre el 1,86%, 1,51% o el 1,80%, respectivamente. Algunos expertos insisten que si se resta la prima de riesgo a cada país, España pasa a ser uno de los más baratos.

En cuanto al crédito al consumo, España también cuenta con los tipos de interés más elevados, solo superados por Grecia. Según los datos del BCE el tipo medio ponderado de los préstamos al consumo se sitúan en el 7,67%, frente al 6,01% de Alemania, o el 3,67% de Francia.

Para terminas solo un apunte. El jueves se murió Francisco Llobet, sindicalista que impulsó en 1991 junto a José Miracle, entonces subdirector general de Seguros, los planes de pensiones de empleo. Fue el primero en conseguir que una gran empresa, Telefónica, suscribiera este sistema complementario de ahorro. A esta compañía le siguieron otras, como el Banco de España.

Fuente: El País

By |2018-11-12T05:59:16+00:00noviembre 12th, 2018|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, EL PAÍS|Comentarios desactivados en Ojo a las nuevas hipotecas, serán más costosas