Un total de 33.391 turistas han sido repatriados hacia Reino Unido en 177 vuelos desde los aeropuertos españoles en el marco de la operación puesta en marcha por el Gobierno británico con motivo de la caída del turoperador Thomas Cook el pasado 23 de septiembre, según ha informado este lunes el ministerio de Fomento. Al cierre este domingo de dicho operativo, coordinado por el Gobierno británico, Aena, el gestor aeroportuario español no ha registrado ningún incidente.

La declaración de quiebra de Thomas Cook dejó a unos 600.000 clientes en sus lugares de vacaciones, con problemas para coger un vuelo de regreso por el inmediato cese de actividades de los aviones de la matriz británica de la compañía. Ante ello, la autoridad británica de Aviación Civil (CAA) desarrolló la operación Matterhorn para devolver a Reino Unido a aquellos que se quedaron sin avión para volver a casa, que incluía cientos de vuelos desde decenas de países, contando con recursos propios y la ayuda de líneas aéreas y vuelos chárter.

MÁS INFORMACIÓN

La operación, que ha afectado finalmente a 144.000 pasajeros, finalizó este lunes con el último vuelo que ha llegado a Manchester desde Orlando con 392 pasajeros. Para ella, se han utilizado 150 aviones de 50 compañías internacionales.

La CAA también ha lanzado el formulario de solicitud de reembolso en línea para los clientes afectados que está disponible en la página web que ha dedicado a Thomas Cook y que podrá ser utilizado por los más de 360.000 pasajeros protegidos por el sistema Atol. Más de 24.000 reembolsos de débito directo ya están en curso y todas las devoluciones de débito directo automático que se están realizando serán efectivas antes del 14 de octubre.

Programa desde España

Según ha informado Aena, desde los aeropuertos que controla salieron, entre el 23 de septiembre y el 6 de octubre, 177 vuelos que han trasladado a Reino Unido un total de 33.391 turistas. Los vuelos han sido fletados por la CAA, «en estrecha colaboración con Aena y las autoriades aeronáuticas españolas». No se ha registrado, dice el gestor aeroportuario, ningún incidente ni reclamación en esos días de operación.

Aena ha explicado en una nota que en los aeropuertos donde había pasajeros de Thomas Cook se habilitaron zonas específicas con personal de la CAA para informar y atender a los afectados, que además podían consultar los vuelos de retorno (y los cancelados) en las pantallas. Aena señala que ha ofrecido a la CAA «los recursos necesarios para realizar su actividad (salas, espacios, stands, comunicaciones) y para asegurar la correcta información a los pasajeros».

Tras conocerse la quiebra del turoperador británico y la situación en que quedaban miles de afectados, las instancias españolas implicadas (gobiernos regionales (sobre todo de Baleares y Canarias), Gobierno central, empresarios hoteleros y representantes del sector turístico) pusieron especial cuidado en que la atención e información a los afectados, de modo que la imagen de España como destino se viera lo menos afectada posible.

Fuente: El País