Telefónica cerró el primer semestre del ejercicio con un beneficio de 1.787 millones de euros, lo que supone una mejora del 2,8% respecto a igual periodo del año pasado. Los ingresos entre enero y junio se sitúan en 24.121 millones, un 0,9% menos, impactados, según explica la operadora,  por el efecto de los tipos de cambio e hiperinflación. En términos orgánicos (tipos de cambio y perímetro constantes), los ingresos crecerían un 3,8% impulsados por la mayor venta de terminales (aumentan un 16,1%) e ingresos del servicio ( suben el 2,5%).

En el segundo trimestre el beneficio neto alcanza 862 millones y se reduce un 4,5% interanual, por la provisión por litigios fiscales, ajustes por hiperinflación en Argentina y la la adopción de NIIF16. El OIBDA entre abril y junio se sitúa en 4.438 millones, un 4,7% más, en línea con los 4.380 millones esperados por los analistas consultados por Bloomberg.

Asimismo, la operadora  ha comunicado que ha vendido  nueve Data Centers localizados en países jurisdicciones (España, Brasil, México, Perú, Chile y Argentina) a una sociedad controlada por Asterion Industrial Partners por un importe total de 472 millones de euros. Además, ha anunciado  que están pendientes de ser transmitidos otros dos centros cuya efectiva transmisión está condicionada a determinadas autorizaciones y trámites administrativos.

Contribución a los ingresos

En el semestre, Telefónica España contribuye con un 26% a los ingresos, y aumenta su participación en 0,3 puntos. Telefónica Alemania supone un 14,8% (igualmente eleva su presencia) y Telefónica Reino Unido que representa un 14,1% (aumento de 0,9 puntos. respecto a junio de 2018).

El OIBDA del primer semestre de 2019 asciende a 8.702 millones de euros, lo que supone un crecimiento en términos reportados del 7,4%. En términos orgánicos, el crecimiento sería del 1,3%, debido a los mayores ingresos y a los ahorros de la digitalización y simplificación entre otras medidas de control de costes.

Más información

Fuente: Cinco Días