El lunes pasado, solo dos días antes de que la Fiscalía Anticorrupción pidiera la imputación del BBVA, su presidente, Carlos Torres, inauguró un blog como canal de comunicación con la plantilla, denominado The Pulse. En él se anuncia que, tanto el primer ejecutivo como el consejero delegado, Onur Genç, repasan temas de actualidad.

En el anteúltimo párrafo del texto, al que ha tenido acceso EL PAÍS en exclusiva, Torres entra en el asunto del que hablan a diario sus empleados: “No querría terminar sin hablar del caso Cenyt, que desafortunadamente para todos también ha tenido protagonismo estos meses. Os reitero, como dije en la carta que os envié en enero, mi firme compromiso con el esclarecimiento de los hechos y con el cumplimiento de la ley. Nuestra investigación del asunto avanza a buen ritmo, aunque no puedo comentar nada porque, como sabéis, está supeditada a la investigación judicial, todavía bajo secreto de sumario”.

El primer ejecutivo da a entender que no hablarán de su investigación, que ya lleva más de un año abierta, hasta que se levante el secreto del sumario. Hasta ahora no lo había supeditado a esta cuestión, aunque en las últimas comparecencias ha empezado a decir que lo importante es lo que determine la Audiencia. Este mismo discurso es el que tienen tanto el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, como el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos. La costosa investigación forensic de PwC con el bufete Uría y Garrigues, iniciada en enero de 2019, parece que ha pasado a un segundo plano.  

MÁS INFORMACIÓN

«Evitar prejuzgar hechos no constatados»

A continuación, Torres dice: “Como era de esperar, hemos visto también que se van dando pasos en esa causa judicial, con la que seguimos colaborando activamente. Mientras el asunto se resuelve tenemos que evitar prejuzgar hechos no constatados y, sobre todo, debemos mantener nuestro foco en nuestros clientes”. Torres mantiene su distancia con los hechos y deja una pátina de inocencia sobre su predecesor, Francisco González. El 1 de febrero pasado, en su primera aparición pública, Torres dijo que en el caso Villarejo actuaría «con absoluto rigor y diligencia» pero que González era su «guía y referente» y que le creía cuando le decía que no sabía nada de las irregularidades.

En la primera publicación, tras explicar cómo han sido los primeros meses como presidente de BBVA, en un tono distendido, Torres señala sobre Onur Genç dice que es “impresionante lo rápido que ha aprendido español, ¡ya entiende todo! Tanto él como el resto del equipo están haciendo un grandísimo trabajo”. Aborda la unificación de la marca, “ya somos todos BBVA, preparada para el mundo digital”.

Comenta que las ventas digitales “prácticamente se han cuadruplicado en apenas dos años”. Destaca la labor de las microfinanzas, los Premios Fronteras del Conocimiento entregados en Bilbao, y dice que serán “uno de los líderes mundiales en préstamos sostenibles”.

Fuente: El País