Twitter estancó sus ingresos en España en 2018, según las cuentas presentadas por la compañía en el Registro Mercantil. La empresa declaró el pasado año unos ingresos en el país de 4,5 millones de euros, apenas un 0,5% más que en su ejercicio de 2017. Una cifra que, como en el caso de otros gigantes tecnológicos, no refleja el negocio real de la multinacional en España, ya que factura desde Irlanda todos sus servicios publicitarios. Twitter Spain actúa, según precisa, como una prestadora de servicios de marketing, publicidad y desarrollo de negocio para su matriz Twitter International Company, con sede en Dublín, un hecho que le permite rebajar su factura fiscal.

La red social, que cerró 2018 con un beneficio neto de 221.039 euros, un 14% más que en 2017, solo pagó en España por impuesto de sociedades 113.131 euros, una cifra ligeramente inferior a los 133.069 euros que desembolsó un año antes por el mismo concepto. La compañía no ha reportado hasta la fecha ninguna inspección concreta por parte de la Agencia Tributaria.

La filial de Twitter, que se lanzó en España en 2013 y que desde el otoño de 2017 está dirigida por Nathalie Picquot, sigue manteniendo una estructura muy pequeña. El pasado año su número medio de empleados fue de 19 personas, tres más que en 2017, y sus gastos de personal sumaron 2,5 millones de euros (2.06 millones en sueldos, salarios y asimilados) frente a los 2,4 millones del ejercicio anterior. La firma no prevé cambios significativos en su plantilla para este año.

MÁS INFORMACIÓN

Twitter Spain también ha declarado unos gastos de explotación en 2018 de 4,177 millones, frente a los 4,167 millones de 2017. Su resultado de explotación ascendió a 338.091 euros, ligeramente por encima de los 326.946 del año anterior. La firma ha recortado de 45,8 a 32,7 días el periodo medio de pago a proveedores.

La filial de Twitter, que sufrió una caída de ingresos del 20% en 2017, parece confiar en su buena marcha en España. En el informe de gestión de las cuentas asegura que la sociedad “continúa viendo un fuerte crecimiento para el ejercicio en curso” y que “espera ver un aumento adicional en cuanto a facturación y rentabilidad”. A nivel global, Twitter obtuvo en 2018 el primer beneficio anual de su historia, 1.062 millones de euros.

Fuente: Cinco Días